Publicado el

El regalo perfecto

regalos

Lo había pensado por bastante tiempo ya, sabía que le iba a gustar. De hecho soñaba imaginando su cara cuando abriera el regalo … me llenaba se satisfacción verlo feliz.

Eso es lo que podemos llegar a experimentar cuando hacemos un regalo a una persona amada. (Yo cuando escribía esto estaba pensando en mi sobrino, los niños siempre se ponen felices de recibir regalos)

Pero la verdad es que muchas veces eso no sucede. De hecho me pasa a diario que vienen clientes al local en busca de algún regalo para alguien en especial y muchas veces no saben que regalar, o si estará bien lo que elijan.

Y creo que a la mayoría de nosotros nos pasa o ha pasado lo mismo. Tal vez pensamos… tiene de todo … no sé qué podría regalarle, tal vez no le guste, etc.

Pero no por eso nos vamos a privar de hacer regalos si ese es nuestro deseo. Por eso hoy quiero darte algunas ideas o consejos para que el momento de hacer un regalo a alguien sea agradable y feliz para ambos.

Nuestros motivos al dar un regalo

Un dicho antiguo dice que produce mayor felicidad el dar que el recibir. Y esto será cierto en nuestro caso si lo que nos impulsa a hacer un regalo no es la mera obligación sino un profundo amor por la persona y el deseo de hacerla y verla feliz.

Es entonces cuando nuestro corazón reboza de felicidad por el dar.

El dar regalos es una manera de fortalecer los lazos de amor y de amistad y demostrarle a los demás cuanto nos importan.

No son necesariamente cosas caras la que logran la felicidad de la persona que recibe el regalo. Muchas veces son cosas sencillas pero con un gran significado o valor emocional. Como cuando un niño les regala a sus padres un dibujo hecho por él, no debe existir mejor regalo para esos padres.

Como elegir un buen regalo

Teniendo en cuenta los deseo de la persona

Cuando conocemos bien a la persona que deseamos hecerle un regalo seguramente sabemos cuáles son sus gustos y sus deseos. Pero si no estamos seguros debemos prestar atención a las cosas que valora ya que los valores influyen en los deseo. Debemos ser buenos oidores, escucharlos con atención y descubriremos el mejor regalo para esa ellos.

Tener en cuenta lo que necesita

Otra cosa que nos puede ayudar es saber lo que necesita. Los regalos que cubren una necesidad también son bien apreciados.

Para ello debemos prestar atención y tener en cuenta las circunstancias de la persona. Es joven o mayor? Trabaja o Estudia ? Vive solo/a? etc… preguntas como estas nos ayudaran a pensar en sus posibles necesidades.  Otra cosa que tal vez podemos hacer es pedirle sugerencias a alguien que esté en una situación parecida, sea de la misma edad o tenga algo en común que nos pueda ayudar para darnos ideas de lo que puede estar necesitando.

El momento apropiado para dar un regalo

Si bien es cierto que podemos hacer regalos en cualquier ocasión siempre habrá momentos en que será recibido con mucha más alegría. Por ejemplo una pareja de recién casados, unos amigos que están esperando un bebe etc. Son ocasiones en que se acostumbra dar regalos para demostrar que compartimos su felicidad.

Dando regalos podemos expresar amor, agradecimiento o generosidad, y los podemos hacer debido alguna ocasión especial o de manera espontánea. Pero si los hacemos de corazón se cumplirá en nosotros ese antiguo dicho y nos producirá mayor felicidad el dar que el recibir.

La mejor manera de ayudar es compartir
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin